Psicobióticos: ¿alternativa para tratar la depresión?

La relación bidireccional entre la microbiota y el sistema nervioso es uno de los temas con más popularidad e interés de los últimos años. A partir del descubrimiento del eje “cerebro-intestino” se ha logrado estudiar el impacto de la microbiota en la salud mental como posible tratamiento alterno o complementario a enfermedades psiquiátricas como el autismo, Alzheimer y la depresión.

composition-1217184_1280

Existen ya múltiples revisiones que demuestran que este grupo de enfermedades se asocia con una elevada expresión de citoquinas pro-inflamatorias, así mismo, se ha observado que a mayor expresión de estás citoquinas mayor será la severidad de los síntomas o estado de la enfermedad.

Uno de los mecanismos conocidos que se asocian a esta fisiopatología es la estimulación del eje hipotalámico-hipofisiario-adrenal a partir del estrés crónico elevando la secreción de sustancias que aumentan la permeabilidad intestinal y en consecuencia la infiltración de lipopolisacáridos causando un estado de endotoxemia. Además, es importante resaltar la importancia que tiene la microbiota para la producción de neurotransmisores como serotonina (a partir del triptofano) y GABA.

Uno de los avances en este tema con mayor relevancia es el surgimiento de un nuevo concepto y aplicación a los probióticos: psicobióticos, definidos como organismos vivos que ingeridos en cantidades adecuadas ofrecen beneficios a pacientes que sufren de trastornos o enfermedades psiquiátricas.

Sin duda la microbiota saludable se ha convertido en una alternativa clave para complementar el tratamiento de diversas enfermedades que hoy en día forman parte de las principales epidemias que afectan a la población mundial. Es importante que se optimice y priorice el uso de probióticos con fines terapéuticos o preventivos como pilar básico en el cuidado de la salud.

contacto aranza

 Referencias:

  1. Hizli G & Cetin M. Psychobiotics: The Potential Therapeutic Promise of Microbes in Psychiatry. Bulletin of Clinical Psychopharmacology. 2016; 26(2): 93-102.
  2. O’Mahony SM et al. Serotonin, tryptophan metabolism and the brain-gut-microbiome axis. Behavioral Brain Research. 2015; 277: 32-48.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s