Atletas

El deporte es esencial para una vida saludable y plena, sin embargo requiere de esfuerzo, disciplina y constancia. De inicio tendremos que distinguir entre la actividad física regular y la actividad física de alto rendimiento, en ambos casos la dieta es sumamente importante, sin embargo, en el caso de atletas semi – profesionales y profesionales, la alimentación se torna un punto clave.

Muchos atletas de alto rendimiento y atletas que participan en competiciones reguladas, buscan mejorar su rendimiento. Esto requiere de diversos factores, siento la nutrición uno de los más importantes. Actualmente sabemos que las dietas para deportistas tienen que ser personalizadas, basadas en la disciplina practicada, la composición genética, características anatomo-fisiológicas y siempre con objetivos claros. Es importante recalcar que NO existe una dieta universal para atletas, incluso algunas indicaciones nutricionales generales pueden estar contraindicadas en casos muy particulares.

Otro factor ampliamente buscado por loa atletas es el evitar lesiones y tener una “vida deportiva” lo más amplia posible. Con ello en mente los deportistas tendrán que acudir con profesionales de la salud, en el ámbito nutricional es importante acudir con un nutriólogo profesional o en su defecto con algún médico o entrenador con las credenciales suficientes como para dar asesoramiento nutricional. Una mala dieta puede acarrear lesiones, fatiga muscular, desgaste articular e incluso depresión del sistema inmune, haciéndonos susceptibles a infecciones.

                Todo atleta de alto rendimiento o persona que practique, de manera sería, algún deporte, tiene que buscar asesoramiento profesional en el área de nutrición. Ello le permitirá, en mayor o menor medida, mejorar su rendimiento, evitar algunas lesiones, tener una larga vida de actividad física y evitar el desarrollo de múltiples enfermedades. Una mala idea es seguir consejos de personas poco calificadas, las recomendaciones nutricionales que escuchamos en los gimnasios, con los amigos o que leemos en sitios de Internet poco serios, pueden traer grabes consecuencias en nuestra salud.